Destacados

Nueva Plataforma traslados (NEXTEL)
Nuevo acceso
Plataforma traslados (NEXTEL)
El acceso requiere autenticarse como procurador mediante certificado digital.
Agenda
junjulioago
lunmarmiéjueviesábdom
2526272829301
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
303112345

Eventos
Festivos
Acceso colegiados
¿Qué es un procurador?
Oficina Judicial
Club Banesto Justicia
Agencia tributaria

Modelo 695
Modelo 696
Mutualidad
Subastas judiciales

Estatutos del Colegio

domperidone danger

domperidone arrow go

domperidone arrow

domperidone 10mg

buy abortion pill kit online

buy abortion pill

domperidone posologie

domperidone

where can i buy the abortion pill over the counter

can i buy the abortion pill over the counter

augmentin compresse

augmentin sciroppo
ESTATUTOS DEL ILUSTRE COLEGIO DE PROCURADORES DE MURCIA

EXPOSICION DE MOTIVOS

La Comisión de Estatutos, Legislación y Deontología, siguiendo el mandato de la Decana/Presidente y de su Junta de Gobierno procedió en su primera reunión a establecer un calendario y programa de trabajo que hiciera factible, el estudio, el debate y deliberación de los principios y criterios que debían ser tenidos en cuenta para llevar a buen puerto la gratificante labor de adaptar y desarrollar un Anteproyecto de Nuevos Estatutos para nuestro Colegio, con la mentalidad de proyectar hacia el futuro un nuevo marco donde los colegiados se vieran inmersos en una gestión más directa e inmediata de los asuntos colegiales, haciendo más cercana la participación de todos los colegiados en todos aquellos temas que por pertenecer a esta Ilustre Corporación nos están directamente vinculados.

Los miembros de la Comisión consideraron que sería básico y fundamental establecer unos principios, fundamentos y criterios idóneos que favoreciesen la integración del conjunto de los colegiados en el desarrollo de una mayor participación activa de las tareas propias de nuestra Corporación, que hasta hoy han supuesto el gobierno, la gestión diaria, el marco institucional de nuestra representación, la participación activa y la inmediatez en la actuación de nuestro Colegio con objeto de solventar y dar soluciones a los problemas que el ejercicio cotidiano de nuestra profesión plantean al conjunto de los colegiados ahora y en el futuro próximo.

Por todo ello, se planteó siguiendo el modelo de los actuales Estatutos del Colegio, la división del Anteproyecto de Nuevos Estatutos en diez Títulos, que aunque tal vez, y ello fue objeto de debate por considerarse como demasiados, sirviesen al objeto de establecer de forma clara y precisa un articulado que intentase solventar algunos de los problemas no resueltos con anterioridad, dando un peso mayor y específico a la participación institucional de todos los colegiados que de forma desinteresada, pero con la voluntad firme de participación e implicación directa, quisieran aportar sus ideas, proyectos, visiones y posibles soluciones al devenir del desarrollo que como coadyuvantes de la Administración de Justicia padecemos y soportamos diariamente.

Esta y no otra, ha sido la idea que ha presidido a los miembros de la Comisión en el anhelo y deseo de establecer un Anteproyecto de Estatutos que tuviese en cuenta una Justicia abierta al siglo XXI, en la que la actuación del Procurador fuese relevante, sólida, dignificada en su actividad y retribución, participativa, colaboradora con los demás órganos y estamentos judiciales, próxima al ciudadano, garantizadora de sus derechos y libertades, generosa en la prestación de sus servicios, y por ende, en su colaboración en la Asistencia Jurídica y el Turno de Oficio, profundizadora en los principios democráticos de representación, gestión y participación interna, integradora y responsable en el cumplimiento de sus obligaciones, anticipadora de su vinculación con la Administración de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, una vez se asuman las transferencias de las competencias de Justicia por ésta, defensora de los aspectos sociales que en el marco de nuestra demarcación territorial faciliten, fomenten y profundicen en aquellos aspectos no suficientemente contemplados por los sistemas de previsión social obligatorios, renovadora en el marco de los asuntos económicos de la gestión colegial con la adaptación de nuestro presupuesto a los principios que dentro del Plan General Contable y respetando las particularidades propias de nuestra Corporación puedan ser aplicados en nuestras cuentas de ingresos y gastos.

El Título I "Del Colegio, sus Fines y Funciones" ha seguido de forma estricta el esquema establecido en los Estatutos Generales, desarrollando sus fines y funciones, la obtención del título de Procurador de los Tribunales, la clasificación de los colegiados como ejercientes o no ejercientes, el sistema de ingreso en el Colegio de Murcia, las prohibiciones e incompatibilidades en el ejercicio de la Procura.

El Título II "De los Derechos y Deberes de los Colegiados", si bien como no podía ser de otro modo, sigue el modelo de los Estatutos Generales, pretende ampliar el conjunto de los derechos de los colegiados respecto al Estatuto General y todo ello en el marco del desarrollo democrático de su estructura interna y funcionamiento, representación y participación institucional, control efectivo de los órganos colegiales y exigencia de responsabilidades en el desarrollo de la gestión colegial. Todo ello, junto a los deberes y obligaciones intrínsecos, generales y específicos de la actuación en el ejercicio de la Procura, junto con las situaciones administrativas de los colegiados en su actividad profesional, autorizaciones, licencias, sustituciones y ceses, siguiendo los buenos precedentes de nuestros actuales Estatutos , con la incorporación de las relaciones de colaboración profesional conjunta entre colegiados de nueva regulación en nuestra profesión.

El Título III "De la Organización y Gobierno del Colegio", es el Título más extenso del Anteproyecto de Estatutos, sigue la estructura de los actuales Estatutos y lo dispuesto en los Estatutos Generales, aunque quizás suponga un paso significativo en el desarrollo de los mencionados principios de participación institucional del conjunto de los colegiados y representación en los órganos del Colegio, se regula en los siete capítulos en los que se subdivide dicho Título, la Asamblea o Junta General órgano donde reside la soberanía interna de nuestra Corporación y la potestad de autoorganización, el sistema de funcionamiento de la Asamblea o Junta General, sus clases, participación, orden del día, desarrollo de las sesiones, etc.…; la Junta de Gobierno como órgano colegiado de gobierno, dirección, gestión y representación institucional; la figura del Decano-Presidente máximo órgano unipersonal de representación institucional y de dirección de la Junta de Gobierno, junto a un conjunto de atribuciones específicas; los demás órganos de gobierno de la Junta de Gobierno órganos unipersonales fundamentales en el proceso de división interna del trabajo del Colegio, con competencias específicas en los diversos departamentos en los que se estructura la dirección colegial; se institucionalizan por primera vez las Comisiones Estatutarias del Colegio como órganos colegiados de deliberación, gestión y preparación de los asuntos y temas que en razón de su materia se le atribuyan por la Junta de Gobierno para la emisión de informes o dictámenes ya sean de carácter preceptivo o no, vinculantes o no, o se creen expresamente para asuntos determinados.

La institucionalización de las Comisiones se fundamenta en la necesidad de una mayor implicación en las tareas de trabajo, gestión, administración y gobierno del Colegio y en el deseo de mayor transparencia, desconcentración de funciones y fomento de la participación en la gestión diaria de los problemas e intereses del conjunto de los colegiados.

Por último se regulan en el capítulo séptimo los procedimientos que permiten la fiscalización e impulso de la Junta de Gobierno, a través de las instituciones que permiten el control democrático de aquélla como son la Moción de Censura constructiva, el planteamiento de la Cuestión de Confianza de la Junta de Gobierno ante la Asamblea o Junta General en determinadas y específicas circunstancias, así como el sistema de control mediante preguntas, interpelaciones y mociones o proposiciones ante las Comisiones y la Junta de Gobierno, con plazos tasados y la obligación de contestación por escrito en el caso de solicitarse por parte de los colegiados, olvidando la falta de respuesta institucional y el uso inadecuado del instituto jurídico del silencio administrativo.

El Título IV "De las Elecciones a la Junta de Gobierno", conforme a los principios de representación, derechos de participación mediante el derecho de sufragio activo y pasivo, estructura interna y funcionamiento democrático, regula la elección de los órganos de gobierno y su régimen jurídico, los requisitos para ser candidatos e inhabilitaciones, la convocatoria de las elecciones, establece un nuevo órgano institucional como es la Junta Electoral del Colegio, órgano colegiado imparcial al que se atribuye el desarrollo y dirección de todo el proceso electoral, su sistema de designación, la impugnación y proclamación de las candidaturas, el desarrollo de la campaña electoral, el sistema de votación y el voto por correo, las papeletas electorales, el censo electoral, la designación de representantes o interventores de las candidaturas, la jornada electoral, las reclamaciones, nombramiento y toma de posesión de los cargos y comunicación a los órganos e instituciones; por último regula un órgano institucional de carácter excepcional y temporal como es la Junta Provisional o Comisión Gestora.

El Título V "Del Régimen de la Responsabilidad de los Colegiados", por unanimidad de los miembros de la Comisión se procedió a la trascripción y adaptación del Título correspondiente del Estatuto General, por mera consideración de guardar de forma imperativa un mismo sistema de responsabilidad de los colegiados en todo el territorio nacional, regulando la responsabilidad penal y civil, la responsabilidad disciplinaria y el régimen de infracciones y sanciones, dentro de los tres capítulos en los que se subdivide el mismo. En cuanto al procedimiento sancionador y siguiendo lo establecido en el Estatuto General, que reenvía a la aplicación del Reglamento de Régimen Disciplinario de los Funcionarios Públicos de la Administración del Estado, considera esta Comisión que deberá ser objeto de adaptación y redacción por parte de la misma una vez aprobado los Nuevos Estatutos en el plazo de un año, atendiendo a las particularidades y peculiaridades del ejercicio de nuestra profesión.

El Título VI "De la Economía, Presupuesto y Contabilidad del Colegio", pretende ser un nuevo modelo en la difícil tarea, de la gestión, la elaboración y aprobación de los presupuestos del Colegio, regula el régimen económico del Colegio mediante los recursos económicos, clasificando los ingresos en ordinarios y extraordinarios, estableciendo el régimen de las contribuciones de los colegiados, clasificando los gastos del Colegio, todo ello en su capítulo primero. El capítulo segundo regula la formación del Presupuesto y su ejecución, la liquidación del mismo, así como, la aplicación del superávit y la cobertura del déficit en su caso, y define el patrimonio propiedad del Colegio, junto a la gestión financiera y de la tesorería. Por último el capítulo tercero dedica su regulación a la Contabilidad colegial y a la fiscalización de las cuentas e ingresos mediante las auditorias externas.

Asimismo, resalta el papel que la Comisión ha considerado como básico en el funcionamiento y participación de los colegiados en la fiscalización interna de las cuentas de ingresos y gastos del Colegio a través de la Comisión de Economía, Presupuestos y Contabilidad, órgano imprescindible y externo a la Junta de Gobierno que coadyuva a la implicación individual de los colegiados en los aspectos que afectan a la totalidad de conjunto de la profesión, por las repercusiones individuales y colectivas que sus decisiones, informes y dictámenes tendrán en la vida económica diaria del Colegio.

El Título VII "Del Turno de Oficio y la Asistencia Jurídica Gratuita", siguiendo los criterios establecidos en el Estatuto General, y en la legislación aplicable de la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita, Ley 1/1.996, de 10 de Enero, basa su fundamentación en dos principios complementarios: la obligatoriedad de la prestación del servicio del Turno de Oficio por parte del Colegio de Murcia, junto con la voluntariedad de la adscripción de los colegiados en dicho servicio. Los requisitos y las condiciones en la prestación del Turno de Oficio deberán desarrollarse por parte de la Comisión del Turno de Oficio y Asistencia Jurídica mediante un Reglamento Interno que en todo caso arbitrará los mecanismos necesarios que garanticen la dignidad profesional de los colegiados y el funcionamiento óptimo en la prestación del servicio. Se regula asimismo, la retribución económica, el régimen especial de los miembros de la Junta de Gobierno, junto con el servicio de representación gratuita mediante los principios y criterios de organización.

El Título VIII "De la Acción Social y Protección del Colegio", es un título innovador en la filosofía de carácter corporativo que ha presidido a las Corporaciones de Derecho Público, que como el Colegio de Procuradores de Murcia, pretendían regular exclusivamente el ejercicio de una actividad profesional de carácter liberal, dejando de un lado cualquier fomento de medidas tendentes a garantizar una protección social del todo insuficiente, por parte de la Mutualidad de Previsión Social de los Procuradores de los Tribunales de España, para el conjunto de los miembros integrados en dicha Corporación. Este Título pretende, aparte de establecer y definir los supuestos y circunstancias en la obtención de los beneficios de carácter económico para los colegiados que reúnan los requisitos establecidos, fomentar a través de la Comisión de Acción Social y Mutualidad del Colegio la celebración de convenios que establezcan con carácter voluntario sistemas complementarios de protección social para el conjunto de los colegiados dentro de su demarcación territorial, junto con el establecimiento de un Fondo de Acción Social y Protección Colegial.

El Título IX "Del Régimen Jurídico de los Acuerdos colegiales su Impugnación y Disolución del Colegio", sigue los principios marcados por el Estatuto General, regulando la normativa aplicable, la eficacia de los acuerdos colegiales, los casos de nulidad y anulabilidad de los acuerdos, el cómputo de plazos, el sistema de impugnación de acuerdos, y las especialidades en materia de recursos administrativos, todo ello bajo la aplicación subsidiaria de la Ley 30/1.992, de 26 de Noviembre, del Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, en cuanto el Colegio de Procuradores de Murcia es una Corporación de Derecho Público y sujeta al Derecho Administrativo, asi como, la responsabilidad patrimonial y el procedimiento de disolución del Colegio.

El Título X "De la Reforma de los Estatutos", otro Título innovador, regula el procedimiento para la reforma estatutaria, estableciendo los mecanismos para la toma de la iniciativa, la redacción del anteproyecto de Estatutos por parte de la Comisión, la aprobación por parte de la Junta de Gobierno, la apertura de trámite de presentación de enmiendas, el debate en la Asamblea o Junta General Extraordinaria y su aprobación definitiva, así como, el plazo durante el cual no se admitirá la reforma de los mismos.

Por último el Anteproyecto de Estatutos contiene una disposición transitoria respecto al mandato de la actual Junta de Gobierno, no siendo aplicable lo establecido en el artículo 68, una disposición derogatoria de los actuales Estatutos y acuerdos que se opongan a lo establecido en los mismos, y la disposición final para su entrada en vigor a partir del visado por el Consejo General de los Ilustres Colegios de Procuradores de los Tribunales de España, su remisión a la Consejería de Presidencia de la Comunidad Autónoma de Murcia y su publicación en el B.O.R.M., entrando en vigor a partir del día siguiente a su publicación.

LA COMISION DE ESTATUTOS, LEGISLACION Y DEONTOLOGIA DEL ILUSTRE COLEGIO DE PROCURADORES DE LOS TRIBUNALES DE MURCIA

TÍTULO PRIMERO

"DEL COLEGIO, SUS FINES Y SUS COLEGIADOS"

(Artículos 1 a 29)

CAPÍTULO I

"Del Colegio y sus fines"

(Arts. 1 a 6)

CAPÍTULO II

"De los Colegiados"

Sección Primera

"Del ingreso en el Colegio"

(Arts. 7 a 18)

Sección Segunda

"De las clases de Colegiados"

(Arts. 19 a 23)

CAPÍTULO III

"De las Prohibiciones e Incompatibilidades"

(Arts. 24 a 29)

TÍTULO SEGUNDO

"DE LOS DERECHOS Y DEBERES DE LOS COLEGIADOS"

(Artículos 30 a 51)

CAPÍTULO I

"De los derechos de los colegiados"

(Arts.30 a 38)

CAPÍTULO II

"De los Deberes y Obligaciones de los colegiados"

(Arts. 39 a 42)

CAPÍTULO III

"De las situaciones de los Colegiados en su actividad profesional"

Sección Primera

"De las Autorizaciones, Ausencias, Sustituciones y Cese en su actividad profesional"

(Arts. 43 a 48)

Sección Segunda

"De la Colaboración profesional entre colegiados"

(Arts. 49 a 51)

TÍTULO TERCERO

"DE LA ORGANIZACIÓN Y GOBIERNO DEL COLEGIO"

(Artículos 52 a 97)

CAPÍTULO I

"DE LA ASAMBLEA O JUNTA GENERAL DEL COLEGIO"

(Artículos 52 a 57)

CAPÍTULO II

"DEL FUNCIONAMIENTO DE LA ASAMBLEA O JUNTA GENERAL"

(Artículos 58 a 66)

CAPÍTULO III

"DE LA JUNTA DE GOBIERNO DEL COLEGIO"

(Artículos 67 a 75)

CAPÍTULO IV

"DEL DECANO/A-PRESIDENTE"

(Artículos 76 y 77)

CAPÍTULO V

"DE LOS DEMAS ORGANOS DE DIRECCION DE LA JUNTA DE GOBIERNO"

(Artículos 78 a 85)

CAPÍTULO VI

"DE LAS COMISIONES DEL COLEGIO"

(Artículos 86 a 89)

CAPÍTULO VII

"DE LOS PROCEDIMIENTOS QUE PERMITEN LA FISCALIZACIÓN E IMPULSO DE LA JUNTA DE GOBIERNO "

(Artículos 90 a 97)

TÍTULO IV

"DE LAS ELECCIONES A LA JUNTA DE GOBIERNO"

(Artículos 98 a 115)

TÍTULO V

DEL REGIMEN DE LA RESPONSABILIDAD

DE LOS COLEGIADOS

(Artículos 116 a 135)

CAPÍTULO I

"RESPONSABILIDAD PENAL Y CIVIL"

(Artículos 116 y 117)

CAPÍTULO II

"DE LA RESPONSABILIDAD DISCIPLINARIA"

(Artículos 118 a 122)

CAPÍTULO III

"DE LAS INFRACCIONES Y SANCIONES"

(Artículos 123 a 135)

TÍTULO VI

"DE LA ECONOMIA, PRESUPUESTO Y CONTABILIDAD DEL COLEGIO"

(Artículos 136 a 145)

CAPÍTULO I

"DEL REGIMEN ECONOMICO DEL COLEGIO"

(Artículos 136 a 138)

CAPÍTULO II

"DEL PRESUPUESTO DEL COLEGIO"

(Artículos 139 a 143)

CAPÍTULO III

"DE LA CONTABILIDAD DEL COLEGIO"

(Artículos 144 y 145)

TÍTULO VII

"DEL TURNO DE OFICIO Y LA ASISTENCIA JURIDICA GRATUITA"

(Artículos 146 a 149)

TÍTULO VIII

"DE LA ACCION SOCIAL Y PROTECCION DEL COLEGIO"

(Artículos 150 a 152)

TÍTULO IX

"DEL REGIMEN JURIDICO DE LOS ACUERDOS COLEGIALES, SU IMPUGNACION Y DISOLUCION DEL COLEGIO"

(Artículos. 153 a 159)

TÍTULO X

"DE LA REFORMA DE LOS ESTATUTOS"

(Arts. 160 a 162)

DISPOSICIÓN TRANSITORIA

DISPOSICIÓN DEROGATORIA

DISPOSICIÓN FINAL

TÍTULO PRIMERO

"DEL COLEGIO, SUS FINES Y SUS COLEGIADOS"

(Artículos 1 a 29)

CAPÍTULO I

"Del Colegio y sus fines"

(Arts. 1 a 6)

CAPÍTULO II

"De los Colegiados"

Sección Primera

"Del ingreso en el Colegio"

(Arts. 7 a 18)

Sección Segunda

"De las clases de Colegiados"

(Arts. 19 a 23)

CAPÍTULO III

"De las Prohibiciones e Incompatibilidades"

(Arts. 24 a 29)

TÍTULO PRIMERO

"DEL COLEGIO, SUS FINES Y SUS COLEGIADOS"

CAPÍTULO I

"DEL COLEGIO Y SUS FINES"

ARTÍCULO 1º.- Naturaleza y fines

El Ilustre Colegio de Procuradores de los Tribunales de Murcia es una Corporación de Derecho Público, de carácter profesional, amparada por la Constitución y las Leyes, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines, cuyo funcionamiento y estructura interna habrán de ser democráticos. Está integrado por quienes, reuniendo los requisitos legales para el ejercicio de la profesión de Procurador de los Tribunales, soliciten y sean admitidos a formar parte del mismo.

ARTÍCULO 2º.- Ámbito territorial

El Ilustre Colegio de Procuradores de Murcia desarrolla su actuación en el territorio de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, dentro de los Partidos Judiciales que integran Murcia-Capital, Caravaca de la Cruz, Cieza, Molina de Segura, Mula, San Javier, Totana y en aquellos Partidos Judiciales creados por la normativa estatal o autonómica cuyo ámbito territorial se encuadre dentro de la actual demarcación territorial que éste comprende.

Se podrán establecer delegaciones territoriales del Ilustre Colegio de Procuradores de Murcia, en las distintas Capitales de los Partidos Judiciales integrados en éste, siempre y cuando en atención al volumen de trabajo y a los recursos económicos existentes se apruebe por mayoría absoluta en Asamblea o Junta General Extraordinaria convocada al efecto.

ARTÍCULO 3º.- Sede central y Domicilio social

El Ilustre Colegio de Procuradores de los Tribunales de Murcia tiene su sede central en la Ciudad de Murcia, y su domicilio en la Calle Enrique Villar, número 9 - Bajos 30.008 Murcia, reservándose sus órganos de gobierno la posibilidad de cualquier cambio del mismo, sin que ello suponga una modificación estatutaria, comunicándolo en cualquier caso al Registro de Colegios y Consejos Profesionales de la Consejería de Presidencia de la Comunidad Autónoma de Murcia, Consejo Autonómico, Consejo General, Mutualidad, Organismos, Autoridades, etc.

El Colegio de Procuradores de Murcia gozará del tratamiento tradicional de Ilustre Colegio Profesional.

ARTÍCULO 4º.- Fines del Colegio

El Ilustre Colegio de los Procuradores de los Tribunales de Murcia tiene como fines esenciales:

  1. Ordenar, vigilar y fiscalizar el ejercicio de la profesión conforme al marco jurídico que las disposiciones normativas le atribuyen, dentro del ámbito territorial propio de su competencia.

  2. Representar con carácter exclusivo los intereses generales de la profesión y la defensa de los derechos e intereses profesionales de sus colegiados, fundamentalmente en sus relaciones con las Administraciones Públicas, con especial incidencia y consideración con la Comunidad Autónoma de Murcia.

  3. La formación profesional permanente de los Procuradores del Ilustre Colegio de Murcia y la celebración de convenios de colaboración dentro de su ámbito territorial con las Administraciones Públicas, con especial incidencia y consideración con la Comunidad Autónoma de Murcia.

<ol start="4" style="color: #0; font-family: sans-serif, Arial, Helvetica; font-size: 13px; line-height: normal; background-color: #ffffff;">
  • El control ético y deontológico de la profesión y la aplicación del régimen disciplinario en garantía de la efectiva y eficaz función que le atribuyen las normas jurídicas como colaboradores de la Administración de Justicia.

  • La colaboración activa en el correcto funcionamiento, promoción y mejora de la Administración de Justicia.

  • Cualesquiera otros fines que contribuyan a la promoción, defensa y participación del Ilustre Colegio de Murcia en la Administración de Justicia dentro de su ámbito territorial.

  • ARTÍCULO 5º.- Funciones del Colegio

    Son funciones propias de este Ilustre Colegio de Procuradores de los Tribunales dentro de su ámbito territorial, a fin de conseguir sus objetivos, las siguientes:

    1. Ejercer la representación que establezcan las leyes para el cumplimiento de sus fines y, especialmente, la representación y defensa de la profesión ante cualesquiera Administraciones Públicas, Institucionales, Tribunales, Entidades y Particulares, con legitimación para ser parte en cuantos litigios afecten a los intereses generales profesionales.

    2. Informar, en sus respectivos ámbitos de competencia, de aquellos proyectos o iniciativas legislativas que afecten a la Procura, cuando así se le requiera.

    3. Colaborar con el Poder Judicial y demás Poderes Públicos realizando los estudios, informes, trabajos estadísticos y demás actividades relacionadas con sus fines.

    4. Organizar y gestionar los servicios de Turno de Oficio y Justicia Gratuita.

    5. Participar en materias propias de la profesión en los órganos consultivos de la Administración, así como en los organismos interprofesionales, de conformidad con los supuestos previstos en la legislación aplicable.

    6. Asegurar la representación de la Procura en los Consejos Sociales, en los términos establecidos en las normas que los regulan y colaborar con las Universidades dentro del ámbito de la Comunidad Autónoma en la elaboración de los planes de estudio, sin perjuicio del principio de autonomía universitaria, y desarrollar las actividades necesarias para facilitar el acceso al ejercicio profesional de los nuevos colegiados.

    7. Organizar cursos de formación y perfeccionamiento profesional y mantener y proponer al Consejo General, o al Consejo de Colegios de la Comunidad Autónoma de Murcia, desde su creación, la homologación de Escuelas de Práctica Jurídica y otros medios para facilitar el inicio de la actividad profesional.

    <ol start="8" style="color: #0; font-family: sans-serif, Arial, Helvetica; font-size: 13px; line-height: normal; background-color: #ffffff;">
  • Ordenar la actividad profesional de los colegiados, velando por la formación, deontología y la dignidad profesional y por el respeto debido a los derechos de los ciudadanos; ejercer la potestad disciplinaria en el orden profesional y colegial y redactar sus propios Estatutos, normas de desarrollo de carácter deontológico y reglamentos de funcionamiento, sin perjuicio de su visado y aprobación definitiva por el Consejo de Colegios de Procuradores de la Comunidad Autónoma de Murcia, desde su creación, dando cuenta para su conocimiento al Consejo General de Procuradores de los Tribunales.

  • Organizar y promover actividades y servicios comunes de interés para los colegiados, de carácter profesional, formativo, cultural, asistencial, lúdico, deportivo, de previsión y acción social y otros análogos, incluido el aseguramiento obligatorio de la responsabilidad civil profesional, cuando legalmente se establezca.

  • Procurar la armonía y colaboración entre los colegiados, impidiendo la competencia desleal entre ellos. Otorgar amparo, previa deliberación de la Junta de Gobierno, al colegiado que lo solicite.

  • Adoptar las medidas encaminadas a evitar y perseguir el intrusismo profesional.

  • Intervenir, previa solicitud, en vías de mediación, conciliación o arbitraje en cuestiones que, por motivos profesionales, se susciten entre los colegiados, o entre éstos y sus clientes.

  • Resolver las discrepancias que puedan surgir en relación con la actuación profesional de los colegiados y la percepción de sus derechos, mediante laudo al que previamente se sometan de modo expreso las partes.

  • Cumplir y hacer cumplir, a los colegiados, las disposiciones legales y estatutarias que afecten a la profesión, así como velar por la observancia de las normas y decisiones adoptadas por los órganos colegiales en materia de competencia.

  • La organización de los servicios y funciones que les encomiendan las Leyes, con especial consideración a la Ley de Enjuiciamiento Civil y otras normas procesales.

  • Aprobar sus presupuestos, cuentas y balances, regular y fijar las aportaciones de los colegiados.

  • Potenciar y desarrollar los mecanismos de participación democrática en la regulación, dirección y gestión de los asuntos colegiales.

  • Por medio de la Asamblea General, corresponde la delimitación de la demarcación territorial para el ejercicio de la profesión cuando por normativa estatal o autonómica, se altere o modifique la configuración de los actuales Partidos Judiciales existentes, así como la aprobación de los temas sometidos a su consideración.

  • <ol start="19" style="color: #0; font-family: sans-serif, Arial, Helvetica; font-size: 13px; line-height: normal; background-color: #ffffff;">
  • Dictar normas de referencia sobre derechos u honorarios cuando éstos no se acrediten en forma de aranceles o tarifas, que tendrán carácter meramente orientativo y sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa sobre competencia o publicidad, y emitir informes y dictámenes en procedimientos judiciales o administrativos en los que se discutan cuestiones relativas a derechos profesionales.

  • Encargarse del cobro de las percepciones, provisiones, remuneraciones y derechos profesionales cuando el colegiado lo solicite, a cuyo efecto el Colegio establecerá los servicios adecuados y las condiciones que se determinen para el cumplimiento efectivo de esta función.

  • Aquellas que les sean atribuidas, además de por la legislación básica del Estado, por la legislación autonómica, por otras normas de rango legal o reglamentario; les sean delegadas por las Administraciones Públicas o se deriven de convenios de colaboración con éstas.

  • Cuantas otras funciones en general, redunden en beneficio de los intereses de la profesión, de los colegiados y demás fines de la Procura o que vengan dispuestos por la legislación estatal o autonómica.

  • ARTÍCULO 6º.- Régimen Jurídico del Colegio de Murcia

    El Ilustre Colegio de Procuradores de Murcia se regirá por las disposiciones normativas estatales o autonómicas que les afecten, por el presente Estatuto del Colegio, por el Estatuto del Consejo de Colegios de Procuradores de la Comunidad Autónoma de Murcia, cuando éste sea aprobado, por el Estatuto General de Procuradores de los Tribunales de España, por los Reglamentos de Régimen Interior que se aprueben en el marco de sus competencias y, por los acuerdos aprobados por los diferentes órganos corporativos en el ámbito de sus respectivas competencias.

    La Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y de Procedimiento Administrativo Común, se aplicará a cuantas resoluciones supongan el ejercicio de potestades administrativas atribuidas al Ilustre Colegio de Procuradores de Murcia en cuanto Corporación de Derecho Público, y siempre con carácter supletorio para lo no previsto en este Estatuto ni en el Estatuto General.

    CAPÍTULO II

    "DE LOS COLEGIADOS"

    Sección Primera

    "Del ingreso en el Colegio"

    ARTÍCULO 7º.Solicitud y aceptación

    No se podrá ejercer la Profesión de Procurador de los Tribunales en la Ciudad de Murcia y su Partido Judicial, ni en los Partidos Judiciales adscritos a este Colegio, sin haber solicitado y obtenido la aceptación de su incorporación a este Ilustre Colegio de Procuradores de Murcia.

    ARTÍCULO 8º.- Condiciones Generales para ser Procurador

    Para obtener el título de Procurador de los Tribunales, conforme a la legislación vigente, se requieren las siguientes condiciones generales:

    1. Tener nacionalidad española o de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o de los Estados que forman parte del Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, sin perjuicio de lo dispuesto en Tratados o Convenios Internacionales o, salvo dispensa legal.

    <ol start="2" style="color: #0; font-family: sans-serif, Arial, Helvetica; font-size: 13px; line-height: normal; background-color: #ffffff;">
  • Ser mayor de edad y no estar incurso en causa de incapacidad.

  • <ol start="3" style="color: #0; font-family: sans-serif, Arial, Helvetica; font-size: 13px; line-height: normal; background-color: #ffffff;">
  • Estar en posesión de Título de Licenciado en Derecho, o de los títulos extranjeros que, con arreglo a la legislación vigente, sean homologados a aquél, así como los títulos obtenidos en los Estados miembros de la Unión Europea que faculten para ejercer en ellos la Procura y que hayan sido reconocidos en España de conformidad con las disposiciones vigentes.

  • <ol start="4" style="color: #0; font-family: sans-serif, Arial, Helvetica; font-size: 13px; line-height: normal; background-color: #ffffff;">
  • Haber obtenido el Título de Procurador de los Tribunales, que será expedido por el Ministerio de Justicia, previa acreditación de los requisitos establecidos en este Estatuto y en el Estatuto General de los Procuradores de los Tribunales de España, de acuerdo con la Ley.

  • ARTÍCULO 9º.- Condiciones para la incorporación al Colegio y para el ejercicio de la actividad profesional

    Para incorporarse al Ilustre Colegio de Procuradores de Murcia, además de las condiciones generales establecidas en el artículo anterior, habrá que reunir las siguientes condiciones para el ejercicio de la profesión:

    1. Estar en posesión del Título de Licenciado en Derecho o de los títulos a que se refiere el apartado C) del artículo anterior.

    2. Estar en posesión del Título de Procurador de los Tribunales, expedido por el Ministerio de Justicia.

    3. Solicitar, por medio de instancia normalizada por el Colegio y dirigida al Ilustrísimo Sr. Decano/a-Presidente, su ingreso.

    4. Satisfacer la cuota de ingreso en la cuantía que se determine anualmente por la Junta General con los límites que establezca el Consejo General, mediante el resguardo de haber formalizado su pago a la Tesorería del Colegio.

    5. Haber constituido debidamente la fianza exigida por el Estatuto General, mediante el documento acreditativo de la misma.

    6. Declaración jurada de no estar incurso en causa de incapacidad, incompatibilidad o prohibición para el ejercicio de la Procura.

    7. Carecer de antecedentes penales que inhabiliten para la profesión de Procurador de los Tribunales, mediante Certificación expedida por el Registro Central de Penados y Rebeldes.

    8. Acreditar el cumplimiento de las obligaciones fiscales previas al alta para el ejercicio de la profesión ante las diferentes Administraciones Públicas.

    9. Prestar juramento o promesa de acatamiento de la Constitución, así como al resto del ordenamiento jurídico, ante el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Murcia.

    10. Haber obtenido de la Junta de Gobierno del Colegio, la toma de posesión de su cargo, mediante el juramento o promesa de ingreso en el Ilustre Colegio de Procuradores de Murcia.

    11. Estar dado de alta en la Mutualidad de los Procuradores de los Tribunales de España, Mutualidad de Previsión Social a Prima Fija o, alternativamente, en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, en los términos establecidos en la disposición adicional decimoquinta de la Ley 30/1.995, de 8 de noviembre, de Ordenación y Supervisión de los Seguros Privados, o con cualquier legislación concordante.

    12. Superar, en su caso, cuando así se establezca, por parte de la futura Ley de Acceso a la profesión de Abogado y Procurador, el curso de formación o el procedimiento selectivo establecido para su incorporación.

    ARTÍCULO 10º.- Incapacidad para el ejercicio de la actividad como Procurador.

    Se encuentran incapacitados para el ejercicio de la profesión del Procurador de los Tribunales en el Ilustre Colegio de Procuradores de Murcia:

    1. Las personas que habiendo solicitado su alta en el Colegio y atendiendo a la naturaleza, gravedad e intensidad de sus limitaciones, tanto físicas como psíquicas, les impidan el normal desempeño de las funciones atribuidas a los procuradores.

    2. Los que se encuentren inhabilitados o suspendidos de forma expresa para el ejercicio de la profesión de procurador o de cualquier otra profesión del ámbito de la Administración de Justicia y demás Administraciones Públicas, en virtud de resolución judicial o corporativa firme.

    3. Los sancionados por resoluciones disciplinarias firmes que impongan la suspensión en el ejercicio profesional o la expulsión del Colegio de Procuradores de Murcia, mientras no hayan cumplido la sanción u obtengan la rehabilitación respectiva.

    Las incapacidades desaparecerán cuando cesen las causas que las hubieren motivado o se haya extinguido la responsabilidad penal o disciplinaria, conforme a lo establecido en este Estatuto y en el Estatuto General.

    ARTÍCULO 11º.- Decisión de la Junta de Gobierno sobre la solicitud de incorporación

    Recibida la documentación a que se refieren los artículos anteriores, la Junta de Gobierno, en la primera sesión que se celebre, examinará aquélla, comprobando la concurrencia de todos los requisitos y condiciones exigidos al efecto y decidirá sobre la admisión del solicitante.

    La decisión se adoptará mediante resolución motivada tras las actuaciones e informes que sean preceptivos. La resolución que se dicte será recurrible por la vía administrativa y, en su caso, la jurisdicción contencioso-administrativa, conforme a lo dispuesto en los artículos 116 y 118 del Estatuto General.

    ARTÍCULO 12º.- Plazo para recurrir la denegación de la solicitud de incorporación

    El acuerdo de la Junta de Gobierno del Colegio por el que se denegare la solicitud de incorporación en el Colegio será notificado al interesado en el plazo de diez días, dicha denegación se adoptará mediante resolución motivada pudiendo ser recurrida mediante recurso de alzada ante la propia Junta de Gobierno en el plazo de quince días, efectuado lo cual, ésta concederá el preceptivo trámite de audiencia al interesado para que alegue en su defensa cuanto estime oportuno. Contra la resolución que desestime el recurso de alzada que habrá de ser motivada, se expresarán los recursos, plazos y órganos competentes ante los que se podrá interponer el correspondiente recurso tanto en vía administrativa corporativa como ante la jurisdicción contenciosa-administrativa.

    ARTÍCULO 13º.- Acuerdo sobre la incorporación y habilitación

    Acordada la incorporación del nuevo colegiado, será habilitado por la Junta de Gobierno para el ejercicio de la profesión hasta la solemne Jura o Promesa y toma de posesión.

    ARTÍCULO 14º.- Ejercicio de la Procura dentro de una demarcación territorial

    La actividad profesional de la Procura es de carácter territorial y se ajustará a lo establecido en el artículo 13 del Estatuto General. Sin perjuicio de lo anterior, y una vez asumidas las competencias en materia de justicia por la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y, si así se acordara por el Decreto de transferencia, la Asamblea o Junta General del Colegio podría, previa aprobación por mayoría absoluta, a iniciativa de la Junta de Gobierno, establecer las condiciones del ejercicio de la actividad profesional, sin menoscabo de las atribuciones del Consejo General de Procuradores de los Tribunales en esta materia, en los Partidos Judiciales que comprende su jurisdicción.

    ARTÍCULO 15º.- Altas, Bajas y Número de Colegiado

    Al incorporarse al Colegio de Procuradores de Murcia, el Procurador figurará en la lista de ejercientes con el número que por orden de antigüedad de inscripción le corresponda.

    El Secretario del Colegio de Procuradores de Murcia comunicará, inmediatamente, las altas y bajas que se produzcan en la corporación a todos los Juzgados y Tribunales de su demarcación territorial, al Consejo de Colegios de Procuradores de la Comunidad Autónoma de Murcia, cuando éste haya sido creado, y al Consejo General de Procuradores de los Tribunales de España.

    En lo no recogido en este artículo, se aplicará lo dispuesto en el artículo 19 del Estatuto General.

    ARTÍCULO 16º.- Pérdida de la condición de colegiado

    La condición de colegiado se perderá y dará lugar a la baja inmediata:

    1. Por fallecimiento.

    2. Por cese voluntario en el ejercicio de la actividad profesional.

    3. Por falta de pago de las cuotas ordinarias o extraordinarias y las demás cargas colegiales. No obstante, los colegiados podrán rehabilitar sus derechos pagando la cantidad adeudada más sus intereses al tipo legal y, en su caso, el importe de la sanción que se le imponga.

    4. Por sentencia firme que lleve consigo la accesoria de inhabilitación para el ejercicio de la profesión.

    5. Por sanción firme de expulsión del Colegio de Procuradores de Murcia, acordada en expediente disciplinario.

    6. Por alta en otro Colegio de Procuradores, salvo que haya pasado a la condición de no ejerciente en el Colegio de Procuradores de Murcia.

    En todos estos casos corresponde a la Junta de Gobierno del Colegio de Murcia acordar la pérdida de la condición de colegiado. El acuerdo se adoptará en resolución motivada que, una vez firme, será comunicada al Consejo de Colegios de Procuradores de la Comunidad Autónoma de Murcia, cuando éste haya sido creado, al Consejo General de Procuradores de los Tribunales de España y a los órganos jurisdiccionales correspondientes.

    ARTÍCULO 17º.- Reincorporación al Colegio

    Los colegiados que, habiendo dejado de pertenecer al Colegio, cualquiera que fuesen los motivos, quieran reincorporarse de nuevo al mismo, deberán acreditar que han desaparecido las causas de incapacidad o incompatibilidad existentes con anterioridad, instando a la Junta de Gobierno del Colegio para que se le reincorpore a la situación de ejerciente.

    ARTÍCULO 18º.- Comunicación de Jueces y Tribunales

    De conformidad con la legislación vigente, los Jueces y Tribunales remitirán, al Colegio de Procuradores de Murcia, la correspondiente copia autorizada de la sentencia condenatoria firme y, en general, cualquier resolución que pudiera llevar implícita la inhabilitación o suspensión profesional de un procurador, así como de las resoluciones por las que se corrija disciplinariamente a un colegiado, remitiéndose, por parte del Colegio de Murcia, copia de la misma al Consejo de Colegios de Procuradores de los Tribunales de la Comunidad Autónoma de Murcia, desde su creación, y al Consejo General de Procuradores de los Tribunales de España.

    Sección Segunda

    "De las clases de Colegiados"

    ARTÍCULO 19º.- De las clases de Colegiados

    Los Procuradores del Ilustre Colegio de Murcia podrán ser clasificados en alguna de las siguientes clases:

    1. Procuradores en ejercicio activo

    2. Procuradores no ejercientes

    3. Colegiados de Honor

    ARTÍCULO 20º.- Procuradores Ejercientes

    Serán Procuradores en ejercicio activo los que estén incorporados y ejerzan su actividad profesional, como Procuradores, en el Partido Judicial de la Ciudad de Murcia o en los Partidos Judiciales que forman parte del Colegio de Murcia.

    ARTÍCULO 21º.- Procuradores No Ejercientes

    Son Procuradores no ejercientes los que están incorporados pero no ejercen su actividad profesional, como Procuradores, en el Partido Judicial de la Ciudad de Murcia ni en los Partidos Judiciales que forman parte del Colegio de Murcia, como consecuencia de su cese en el ejercicio activo de la profesión, bien sea por incompatibilidad, bien por incapacidad o por cualquier otra circunstancia que no determine la baja en el Colegio.

    Los Procuradores No Ejercientes podrán ser clasificados en alguna de las siguientes clases:

    1. Procuradores No Ejercientes Voluntarios.

    2. Procuradores No Ejercientes Forzosos.

    Son Procuradores No Ejercientes Voluntarios aquellos que por razón de jubilación, cese en el ejercicio activo de la profesión o baja en el ámbito de la demarcación territorial del Colegio de Murcia, dejen de ostentar la condición de ejercientes.

    Son Procuradores No Ejercientes Forzosos aquellos que incurran en alguna de las causas de incapacidad o incompatibilidad legal para el desempeño de la actividad de la Procura, mientras subsistan tales causas o se encuentren sancionados con la suspensión como procurador o de inhabilitación para su ejercicio, por resolución judicial o corporativa firme.

    Tanto unos como otros, podrán recuperar su condición de colegiados en ejercicio mediante solicitud dirigida a la Junta de Gobierno del Colegio, en la que se haga constar y se justifique, documentalmente la desaparición o extinción de las causas que motivaron su inclusión en dicha categoría.

    La existencia de estas situaciones personales de cada uno de los Procuradores, será incorporada, para su debido conocimiento, en el expediente personal de cada colegiado.

    Respecto a la representación y defensa por Procurador no ejerciente se estará a lo dispuesto por el artículo 17 del Estatuto General.

    ARTÍCULO 22º.- Procurador No Ejerciente Jubilado

    Cuando un Procurador del Colegio de Murcia cause baja en el ejercicio de la profesión por jubilación, y continué en el Colegio en la condición de no ejerciente, podrá ser habilitado por el Colegio para continuar tramitando los procedimientos de toda índole en que hubiese intervenido, hasta la finalización de la correspondiente instancia, por un plazo máximo de dos años, pero no podrá aceptar la representación de ninguna persona física o jurídica en asunto nuevo con posterioridad a su baja por jubilación.

    ARTICULO 23º.- Decanos y Colegiados de Honor

    Serán Decanos o Colegiados de Honor las personas de notorio relieve en la vida nacional, autonómica o local, vinculadas a actividades jurídicas, a quienes la Asamblea o Junta General, en sesión extraordinaria, acuerde concederles tal distinción.

    También podrán ser Decanos o Colegiados de Honor aquellas personas que reúnan las siguientes condiciones:

    1. Haber sido colegiados en ejercicio al menos durante diez años.

    2. Haberse hecho acreedor a esta distinción por méritos extraordinarios, puestos de relieve en el servicio al Colegio de Procuradores de Murcia.

    CAPITULO III

    "DE LAS PROHIBICIONES E INCOMPATIBILIDADES DE LOS COLEGIADOS"

    ARTÍCULO 24º.- Prohibiciones en el ejercicio de la Procura

    Son prohibiciones en el ejercicio de la Procura:

    1. Estar incurso en alguna de las causas de incompatibilidad recogidas en el artículo 25 de los presentes Estatutos.

    2. Prestar su firma a quienes, por cualquier causa, no puedan ejercer como procuradores.

    <ol start="3" style="color: #0; font-family: sans-serif, Arial, Helvetica; font-size: 13px; line-height: normal; background-color: #ffffff;">
  • Mantener vínculos asociativos o laborales de carácter profesional con profesionales que impidan el correcto ejercicio de la Procura o que pongan en peligro el secreto profesional.

  • Toda actuación en fraude de ley que directa o indirectamente pretenda menoscabar las anteriores prohibiciones.

  • ARTÍCULO 25º.- Incompatibilidades en el ejercicio de la Procura

    La actividad profesional del Procurador es incompatible con:

    1. El ejercicio de la función judicial o fiscal, cualquiera que sea su denominación y grado, con el desempeño del Secretariado de los Juzgados y Tribunales y con todo empleo o función auxiliar o subalterna en órgano jurisdiccional.

    2. El ejercicio de la Abogacía, salvo en los casos de habilitación prevista en el Estatuto General y en este Estatuto.

    3. El ejercicio de la profesión de Agente de Negocios, Gestor Administrativo, Graduado Social, y cualquier otra cuya propia normativa reguladora así lo especifique.

    4. El desempeño de cargos, funciones o empleos públicos en los órganos institucionales del Estado, de la Administración de Justicia, de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Murcia, de las demás Administraciones Públicas y de los Organismos públicos dependientes de ellas.

    5. Cualquier empleo remunerado en los Colegios de Procuradores y Abogados de Murcia.

    En los supuestos de ejercicio simultáneo con otras profesiones o actividades compatibles, se respetará el principio de inmediación y asistencia a juzgados y tribunales en horas de audiencia.

    ARTÍCULO 26º.- Comunicación de la incompatibilidad al Colegio

    El procurador que incurra en alguna de las causas de incompatibilidad establecidas en el artículo anterior, estará obligado a comunicarlo, sin dilación, a la Junta de Gobierno del Colegio y cesar, inmediatamente, en la situación de incompatibilidad.

    ARTÍCULO 27º.- Requerimiento del Colegio para cesar en la situación de incompatibilidad

    Una vez que la Junta de Gobierno del Colegio tuviere conocimiento fehaciente que alguno de sus colegiados ejerce la profesión contraviniendo alguna de las prohibiciones a que se refiere el artículo 24 de los presentes Estatutos, o se halla incurso en alguna de las situaciones de incompatibilidad a que se refiere el artículo 25, le requerirá para que, en el plazo de quince días, regularice su situación. Transcurrido el plazo sin atender el requerimiento, la Junta de Gobierno del Colegio acordará, mediante resolución motivada, la suspensión del procurador en el ejercicio activo y lo comunicará a los juzgados y tribunales que corresponda.

    La suspensión se alzará, por la Junta de Gobierno del Colegio, en el momento que el interesado acredite que ha desaparecido la causa de incompatibilidad o las circunstancias que fundaban la prohibición.

    ARTÍCULO 28º.- Causas de Abstención

    El Procurador se abstendrá de ejercer su actividad profesional ante:

    1. El órgano judicial donde desempeñe la función de Magistrado o Juez el cónyuge o persona que con el conviva en relación asimilable, o un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o primero de afinidad.

    2. Los órganos jurisdiccionales en que los Secretarios, Oficiales, Auxiliares o Agentes Judiciales o funcionarios pertenecientes a las diferentes Cuerpos y Escalas de la Administración de Justicia se encuentren con el Procurador en la misma relación descrita en el párrafo anterior.

    3. Los órganos administrativos a cargo del cónyuge o persona vinculada por una análoga relación de afectividad, o un familiar hasta el segundo grado de consanguinidad o primero de afinidad.

    Cuando la relación conyugal o asimilable, o de parentesco, se produzca entre el Procurador y Oficiales, Auxiliares, Agentes Judiciales o funcionarios de los diferentes Cuerpos y Escalas de la Administración de Justicia, la Junta de Gobierno del Colegio lo pondrá en conocimiento del órgano jurisdiccional, según lo establecido en la Ley Orgánica del Poder Judicial.

    ARTÍCULO 29º.- Obligación de comunicar las causas de Abstención

    El Procurador que se encuentre en alguna de las causas de abstención relacionadas en el artículo anterior estará obligado a comunicarlo, sin dilación alguna, a la Junta de Gobierno del Colegio y al órgano jurisdiccional ante el que aquélla se produzca, cesando inmediatamente en la representación que ostente.

    Esta circunstancia, en su caso, podrá ser puesta de manifiesto por la representación contraria en el procedimiento objeto del litigio.

    TÍTULO SEGUNDO

    "DE LOS DERECHOS Y DEBERES DE LOS COLEGIADOS"

    (Artículos 30 a 51)

    CAPÍTULO I

    "De los derechos de los colegiados"

    (Arts. 30 a 38)

    CAPÍTULO II

    "De los Deberes y Obligaciones de los colegiados"

    (Arts. 39 a 42)

    CAPÍTULO III

    "De las situaciones de los Colegiados en su actividad profesional"

    Sección Primera

    "De las Autorizaciones, Ausencias, Sustituciones y Cese en su actividad profesional"

    (Arts. 43 a 48)

    Sección Segunda

    "De la Colaboración profesional entre colegiados"

    (Arts. 49 a 51)

    TÍTULO II

    DE LOS DERECHOS Y DEBERES DE LOS COLEGIADOS

    CAPÍTULO I

    "DE LOS DERECHOS DE LOS COLEGIADOS"

    Son derechos de los Procuradores del Colegio de Murcia, junto a los reconocidos por el Estatuto General de los Procuradores de los Tribunales de España, aquellos que se reconocen y son inherentes al pleno ejercicio de su actividad profesional y los que facilitan, promueven, fomentan y desarrollan el normal funcionamiento democrático interno del Colegio, conforme a la Constitución y al resto del Ordenamiento Jurídico.

    ARTÍCULO 30º.- Protección del Colegio en sus funciones

    A recabar de la Junta de Gobierno del Colegio la protección en el ejercicio de su actividad profesional, garantizando la independencia y la libertad en el desarrollo de su actuación, siempre que se ajuste a lo establecido en el ordenamiento jurídico y, en particular, a las normas éticas y deontológicas.

    ARTÍCULO 31º.- La percepción de sus derechos arancelarios

    A la remuneración justa y adecuada de sus servicios profesionales con arreglo al arancel, que será respetada en relación sus herederos en caso de fallecimiento. Los derechos arancelarios podrán ser objeto de disminución o incremento en un doce por ciento cuando así lo acuerden expresamente con sus representados.

    ARTÍCULO 32º.- La percepción de sus derechos como mandatarios extrajudiciales

    A la percepción de los derechos que le correspondan como mandatario o representante que procedan del ejercicio de su actividad profesional en las actuaciones de carácter extrajudicial que se realicen, todo ello conforme a las reglas del contrato de mandato.

    ARTÍCULO 33º.- Derecho a los honores propios de la actividad de la Procura

    A los honores, preferencias y consideraciones reconocidas por las Leyes a la profesión de Procurador de los Tribunales, en particular, al uso de la toga cuando asistan a sesiones de los juzgados y tribunales y actos solemnes judiciales, y a ocupar asiento en estrados a la misma altura de los miembros del tribunal, fiscales, secretarios y abogados.

    ARTÍCULO 34º.- Derecho de sustitución por otro compañero en su demarcación territorial

    A ser sustituido, en cualquier actuación procesal, por otro procurador ejerciente u oficial habilitado, de la misma demarcación territorial, conforme a los requisitos establecidos en los artículos 29 y 30 del Estatuto General.

    ARTÍCULO 35º.- Derechos de participación en la actividad del Colegio

    A participar, con voz y voto, en los debates de las Asambleas Generales del Colegio y solicitar la celebración de convocatorias extraordinarias de aquéllas.

    A la protección por parte de la Junta de Gobierno en la exposición de sus posiciones, ante las Asambleas Generales del Colegio.

    A formular peticiones y propuestas ante la Asamblea General y ante la Junta de Gobierno para la defensa de los derechos e intereses del conjunto de los colegiados.

    A formular preguntas por escrito a la Junta de Gobierno, con la obligación de ésta de contestar de la misma forma y en tiempo tasado.

    A formular interpelaciones a los miembros de la Junta de Gobierno durante las Asambleas Generales.

    A plantear mociones, en las Asambleas Generales, para su debate y votación en las mismas.

    A formalizar y presentar mociones de censura contra la Junta de Gobierno del Colegio con los requisitos establecidos en los presentes Estatutos.

    A acceder en condiciones de igualdad a los cargos de representación de la Junta de Gobierno, previo proceso electoral democrático, y a los demás cargos de representación que se establezcan en estos Estatutos, en la forma y requisitos que determinen las normas legales y estatutarias.

    A formar parte, previa petición, de al menos una de las Comisiones del Colegio cuyo número de miembros se determinará en atención a las solicitudes de los colegiados.

    A todos aquellos derechos que les correspondan a los colegiados integrados en Corporaciones de Derecho Público, que se contemplan en las disposiciones normativas aplicables de nuestro actual ordenamiento jurídico.

    A plantear consultas sobre la aplicación del arancel y a obtener la obligatoria contestación sobre su interpretación de la Junta de Gobierno y, en especial, sobre la procedencia del pago de suplidos y derechos que hayan de figurar en la cuenta de derechos del procedimiento del Procurador.

    A promover la adopción de las medidas encaminadas a garantizar la mejora de las condiciones de jubilación, muerte o invalidez, dentro de nuestro ámbito territorial, como complemento a las prestaciones previstas en nuestro régimen de previsión o seguridad social.

    A crear agrupaciones representativas de intereses específicos en el seno del Colegio, con sometimiento, en todo caso, a los órganos de gobierno.

    ARTÍCULO 36º.- Derecho a la asociación entre colegiados de una misma demarcación territorial.

    Los procuradores de una misma demarcación territorial podrán asociarse, para el ejercicio de su actividad profesional en la forma y condiciones que tengan por conveniente, dando cuenta de ello al Colegio de Procuradores de Murcia.

    ARTÍCULO 37º.- Derecho a la publicidad de sus servicios y despachos.

    Los procuradores del Colegio de Murcia podrán hacer publicidad de sus servicios y despachos conforme a lo establecido en la legislación vigente en materia de publicidad, sobre defensa de la competencia y competencia desleal, ajustándose en cualquier caso a las normas deontológicas del Colegio.

    Corresponde a la Junta de Gobierno decidir sobre la autorización del uso publicitario conforme a lo dispuesto en el artículo 36 del Estatuto General y artículo 8.1 de la Ley General de Publicidad.

    ARTÍCULO 38º.- Derecho a los beneficios de carácter económico y social

    Los Procuradores del Colegio de Murcia tendrán derecho a los beneficios de carácter económico y social reconocidos en los presentes Estatutos, siempre que reúnan los requisitos establecidos en los mismos.

    CAPITULO II

    "DE LOS DEBERES Y OBLIGACIONES DE LOS COLEGIADOS"

    ARTÍCULO 39º.- Deberes esenciales del Procurador

    Son deberes esenciales del Procurador:

    1. Desempeñar bien y fielmente la representación procesal que se le encomiende y cooperar con los órganos jurisdiccionales en la alta función pública de administrar justicia, actuando con profesionalidad, honradez, lealtad, diligencia y firmeza en la defensa de los intereses de sus representados.

    2. Actuar con probidad, lealtad, veracidad y respeto, en sus relaciones con los órganos administrativos y jurisdiccionales, con sus compañeros procuradores, con el letrado y con su mandante.

    3. Mantener en todo momento en sus relaciones profesionales con la parte adversaria en el procedimiento, el secreto profesional conforme al código deontológico y el respeto y la más alta consideración como compañero.

    ARTÍCULO 40º.- Deberes específicos del Procurador

    Son deberes específicos del Procurador todos aquellos que les impongan las leyes en orden a la adecuada representación de sus poderdantes y a la correcta sustanciación de los procesos y los demás que resulten de los preceptos orgánicos y procesales vigentes.

    ARTÍCULO 41º.- Obligaciones en el ejercicio de la Procura

    Los Procuradores del Colegio de Murcia están obligados a:

    1. Llevar un libro de conocimiento de negocios pendientes y otro de cuentas con los litigantes.

    2. Rendir cuentas al cliente, especificando y detallando las cantidades percibidas de éste, aclarando los pagos realizados en beneficio de su mandante y precisando con minuciosidad los diversos conceptos y su importe exacto.

    3. Satisfacer, dentro de los plazos señalados, las cuotas ordinarias o extraordinarias acordadas previamente en las Asambleas Generales del Colegio o aquellas que legal y estatutariamente estén así establecidas a favor del Consejo de Colegios de Procuradores de la Comunidad Autónoma de Murcia, desde su creación, y del Consejo General de Procuradores de los Tribunales de España, y las demás cargas obligatorias conforme a la legislación vigente.

    4. Satisfacer, dentro de los plazos establecidos, las cargas que correspondan a favor de la Mutualidad de Previsión Social de los Procuradores de los Tribunales de España.

    5. Denunciar ante el Colegio todo acto de intrusismo profesional o ejercicio ilegal de la profesión, así como aquellos que sean contrarios a los Estatutos.

    6. Poner en conocimiento del Colegio cualquier acto que afecte a la independencia, libertad o dignidad de cualquier colegiado en el ejercicio de sus funciones.

    7. Mantener el secreto profesional y la reserva de las conversaciones y correspondencia con su mandante como consecuencia de su actividad profesional, y con el letrado de éste, así como, con el procurador y el letrado de la parte adversa y, con ésta, con prohibición de revelarlos o hacer uso, en juicio o fuera de él, sin su previo consentimiento.

    8. Constituir, antes del inicio de su actividad profesional, la fianza a disposición del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Autónoma de Murcia en garantía de su actuación profesional, en la cuantía que se establece en los artículos 47 a 51 del Estatuto General.

    ARTÍCULO 42º.- Otras Obligaciones genéricas

    Son Obligaciones genéricas, en el ejercicio de la actividad profesional, las recogidas en el artículo 39 del Estatuto General. Estas son las siguientes:

    1. Cumplir las normas legales, estatutarias, deontológicas y los acuerdos de los diferentes órganos corporativos.

    <ol start="2" style="color: #0; font-family: sans-serif, Arial, Helvetica; font-size: 13px; line-height: normal; background-color: #ffffff;">
  • Mantener despacho profesional abierto en la demarcación judicial en que tengan su sede los órganos jurisdiccionales de la demarcación territorial en la que esté habilitado para el ejercicio de la profesión.

  • Comunicar, en el momento de su incorporación al Colegio de Murcia, su domicilio y demás datos que permitan su fácil localización. También deberá comunicar al Colegio cualquier cambio de domicilio y de despacho profesional.

  • Acudir a los juzgados y tribunales ante los que ejerza la profesión, a las salas de notificaciones o de servicios comunes y a los órganos administrativos, para oír y firmar los emplazamientos, citaciones y notificaciones de cualquier clase que se le deban de realizar.

  • Guardar secreto sobre cuantos hechos, documentos y situaciones relacionados con sus clientes hubiese tenido conocimiento por razón del ejercicio de su actividad profesional. Esta obligación de guardar secreto se refiere, también, a los hechos que el procurador hubiera conocido en su calidad de miembro de la Junta de Gobierno del Colegio, del Consejo de Colegios de la Comunidad Autónoma de Murcia, si estuviera ya creado, o del Consejo General de Procuradores de los Tribunales de España. También alcanza la obligación a guardar secreto a los hechos de los que haya tenido conocimiento como procurador asociado o colaborador de otro compañero.

  • Cuando se invoque el secreto profesional, el procurador podrá ampararse en las leyes reguladoras de su ejercicio para recabar el pleno respeto de su derecho conforme a la Ley.

    CAPÍTULO III

    "DE LAS SITUACIONES DE LOS COLEGIADOS EN SU ACTIVIDAD” PROFESIONAL"

    Sección Primera

    "De las Autorizaciones, Ausencias, Sustituciones y Cese de los Colegiados en el ejercicio de la actividad profesional"

    ARTÍCULO 43º.- Ausencias y Autorizaciones en la actividad profesional

    El procurador no podrá ausentarse de su demarcación territorial por tiempo superior a quince días sin comunicarlo a la Junta de Gobierno. En la comunicación deberá indicar el procurador o procuradores que le sustituirán y dejar constancia de la conformidad de los sustitutos.

    Cuando la ausencia fuese superior a treinta días, será necesaria autorización previa de la Junta de Gobierno, quien sustanciará, conjuntamente, la petición del procurador que pretende ausentarse y la aceptación de sus sustitutos. Concedida la autorización para ausentarse, la Junta de Gobierno lo comunicará a la autoridad judicial correspondiente.

    Las actuaciones procesales, a efectos de sustituciones, se regirán por lo dispuesto en el artículo 30 del Estatuto General.

    ARTÍCULO 44º.- Prórroga de la Autorización

    La autorización para ausentarse se concederá por un plazo máximo de seis meses, pero podrá prorrogarse por otros seis meses en casos justificados.

    Concluido el plazo por el que se concedió la autorización para ausentarse y, en su caso, su prórroga, el procurador deberá reintegrarse al ejercicio de su actividad profesional, comunicándolo inmediatamente a la Junta de Gobierno del Colegio y esta a las autoridades judiciales.

    ARTÍCULO 45º.- Baja en la actividad profesional por transcurso del plazo autorizado.

    Si transcurrido el plazo autorizado o, en su caso, el tiempo de prórroga concedido, no se produjera la incorporación del procurador al ejercicio de su actividad profesional, se entenderá que abandona de forma voluntaria el ejercicio de la Procura y, la Junta de Gobierno, previo expediente, procederá a darle de baja en el Colegio de Procuradores de Murcia y lo comunicará a las autoridades judiciales, así como al propio interesado.

    Contra este acuerdo podrá interponer el interesado los recursos, en vía administrativa, corporativa o jurisdiccional, en los términos previstos en este Estatuto.

    El procurador que haya causado baja por este motivo, podrá reintegrarse, en cualquier momento al Colegio, pero deberá acreditar que reúne todos los requisitos que en ese momento se exijan a los colegiados de nueva incorporación.

    ARTÍCULO 46º.- Enfermedad del procurador

    En el supuesto de enfermedad repentina, sin previa designación de sustituto, el Decano/a del Colegio tan pronto como tenga conocimiento del hecho, designará, de entre los procuradores de la misma demarcación territorial, a aquel o aquéllos que interinamente sustituyan al enfermo hasta que el poderdante resuelva lo que estime oportuno, y comunicará la designación realizada a los tribunales y juzgados correspondientes.

    ARTÍCULO 47º.- Fallecimiento del procurador

    En caso de fallecimiento de algún colegiado, por parte de la Junta de Gobierno del Colegio, se hará el nombramiento de quienes se encarguen de la liquidación de su despacho a petición de los herederos o subsidiariamente del Decano/a.

    Si los herederos del colegiado fallecido solicitasen el nombramiento de una Comisión liquidadora, la Junta de Gobierno designará la misma, encargándose aquélla de todas las actuaciones necesarias y de las gestiones convenientes para liquidar, cobrar y finiquitar los procedimientos pendientes.

    La Comisión liquidadora cuidará de retirar, si los hubiere, los documentos obrantes en poder del procurador fallecido, que hubieren de reintegrarse a los juzgados, tribunales, letrados, interesados y poderdantes.

    ARTÍCULO 48º.- Cese en el ejercicio profesional

    El Procurador cesará en el ejercicio de su actividad profesional por las siguientes causas:

    1. A petición propia formulada por escrito ante la Junta de Gobierno del Colegio de Murcia.

    2. Por jubilación voluntaria o forzosa debida a causa sobrevenida de imposibilidad física para el desempeño de las funciones propias de la actividad profesional, acreditada mediante los correspondientes informes médicos.

    <ol start="3" style="color: #0; font-family: sans-serif, Arial, Helvetica; font-size: 13px; line-height: normal; background-color: #ffffff;">
  • A consecuencia de incapacidad sobrevenida en el ejercicio de la actividad profesional conforme lo establecido en el artículo 10 de los presentes Estatutos.

  • Por el transcurso del plazo, o de la prórroga autorizada por la Junta de Gobierno del Colegio, en el caso de abandono de forma voluntaria del ejercicio de su actividad profesional conforme al artículo 45 de los presentes Estatutos.

  • El cese del Procurador en la representación de su cliente se regirá por las normas procesales y sustantivas.

    Sección Segunda

    "De la Colaboración profesional entre los colegiados"

    ARTÍCULO 49º.- Asociación entre colegiados de una misma demarcación territorial.

    Los procuradores de una misma demarcación territorial podrán asociarse para el ejercicio de su actividad profesional en la forma y condiciones que tengan por conveniente, dando cuenta de ello al Colegio de Procuradores de Murcia.

    El hecho de la asociación se hará público por medio de letreros, placas o membretes en los que figurará el nombre y apellidos de los asociados.

    La forma de asociación deberá permitir la identificación de sus integrantes, habrá de constituirse por escrito e inscribirse, a los efectos de publicidad y del ejercicio de las competencias colegiales, en el Registro Especial correspondiente del Ilustre Colegio de Murcia creado al efecto, donde el Procurador tuviese abierto el despacho. En el mencionado Registro se inscribirá su composición y altas y bajas que se produzcan.

    ARTÍCULO 50º.- Conflicto de intereses.

    Los procuradores asociados no podrán asumir, en ningún caso, la representación de aquellos litigantes que tengan posiciones procesales contrapuestas o cuando adviertan que existe o puede producirse conflicto de intereses entre sus representados.

    ARTÍCULO 51º.- Arbitraje Colegial

    Para la mejor salvaguarda del secreto profesional y de las relaciones de compañerismo, se podrán someter a arbitraje colegial las discrepancias que pudieran surgir entre los miembros de un despacho colectivo a causa de su funcionamiento, separación o liquidación.

    TÍTULO TERCERO

    "DE LA ORGANIZACIÓN Y GOBIERNO DEL COLEGIO"

    (Artículos 52 a 97)

    CAPÍTULO I

    "DE LA ASAMBLEA O JUNTA GENERAL DEL COLEGIO"

    (Artículos 52 a 57)

    CAPÍTULO II

    "DEL FUNCIONAMIENTO DE LA ASAMBLEA O JUNTA GENERAL"

    (Artículos 58 a 66)

    CAPÍTULO III

    "DE LA JUNTA DE GOBIERNO DEL COLEGIO"

    (Artículos 67 a 75)

    CAPÍTULO IV

    "DEL DECANO/A-PRESIDENTE"

    (Artículos 76 y 77)

    CAPÍTULO V

    "DE LOS DEMAS ORGANOS DE DIRECCION DE LA JUNTA DE GOBIERNO"

    (Artículos 78 a 85)

    CAPÍTULO VI

    "DE LAS COMISIONES DEL COLEGIO"

    (Artículos 86 a 89)

    CAPÍTULO VII

    "DE LOS PROCEDIMIENTOS QUE PERMITEN LA FISCALIZACIÓN E IMPULSO DE LA JUNTA DE GOBIERNO "

    (Artículos 90 a 97)

    TÍTULO TERCERO

    "DE LA ORGANIZACIÓN Y GOBIERNO DEL COLEGIO"